Le arrancan cabello a niña delante de la madre !!!! Mira cual fue su Reaccion

Desde siempre los parques de diversiones han sido un símbolo de risas, buenos momentos y recuerdos que jamás olvidaremos, sin embargo en las miles de atracciones a las que nos subimos a diario, podrían ocurrir accidentes inesperados por la falta de cuidados o advertencias de las que carecen estas atracciones. Hoy queremos contarte la increíble historia de Elizabeth “Lulú” Gilreath, quien a sus once años vivió una experiencia traumática pero hoy en día sigue en pie.

Como a todos los niños, las ferias y los parques de diversión le encantaban, pero el día que salió de casa junto con su madre no imaginó que algo terrible estaba por sucederle. Mientras se montaba en una de las atracciones de parque de diversiones, su cabello se quedó atorado en alguna parte de la maquinaria, mientras que la misma giraba bajo ella lo que ocasionó que la misma arrancara enorme trozos de su cabello y además parte de su cara.

screenshot_5

Esos minutos de desesperación que Lulú vivió, solo se comparan con la desesperación con la que su madre pedía a los técnicos que pararan el juego, sin embargo ella dice que jamás olvidará los gritos de su hija. Cuando finalmente pudieron bajarla de la atracción, fue llevada de emergencias al hospital donde los doctores atendieron su delicado estado de salud. Lulú pasó una semana en cuidados intensivos, donde los doctores le aseguraron que su cara no volvería a ser la misma y su cabello no crecería más.

Mientras tanto su familia hizo todo lo posible por permanecer positiva y en pie a la vez que los pobladores del lugar, lograron recaudar 65.000 dólares que le servirían a la familia para pagar las deudas médicas que generó el accidente. La ayuda se extendió por todo el país y Lulú con su espíritu intacto respondió a todas y cada una de las cartas de aliento que le enviaron. Pero quedaba un reto más por enfrentar.

LEER  Mira la siguiente manera para vivir bien el matrimonio !!!

screenshot_4

Después de la lenta recuperación, era hora de que Lulú regresara al colegio, sin embargo tenía miedo que sus compañeros se burlaran de ella pero pasó todo lo contrario. Todos en la escuela estaban enterados del terrible accidente y la recibieron como una princesa en el salón de clases, usando una peluca que eligió y que la hacía sentir mucho más segura. Lulú quiso compartir su historia con el mundo para que nada de esto vuelva a ocurrir jamás en ninguno de los parques de diversiones de mundo “Asegúrate de que nada está colgando del carrusel: coletas, chaquetas, capuchas… cualquier cosa que se pueda enganchar tiene que ser abrochada.”

 

Loading...

¿Que Piensas?